SanLucar diseña una tarrina romántica para comercializar las fresas de Huelva entre los enamorados alemanes y austriacos

SanLucar diseña una tarrina romántica para comercializar las fresas de Huelva entre los enamorados alemanes y austriacos

Febrero 2016

agrodiariohuelva.es

 

ta_sl_sanvalentin_400g

 

Desde el pasado día 8 de febrero, los supermercados de Alemania y Austria tienen en sus estanterías el atractivo y romático envase con fresas de Huelva, que la marca premium de frutas y verduras SanLucar ha diseñado para celebrar el día de San Valentín.

Las fresas, cultivadas en las plantaciones que el grupo SanLucar posee en el término onubense de San Bartolomé de la Torre, “están empaquetadas con mucho amor, porque el producto se asoma a través de una ventana en forma de corazón”.Con este nuevo packaging, según indicó la empresa a agrodiariohuelva.es, “se pone en valor el producto, gracias al contraste de colores entre el rojo intenso de la propia fresa y el soleado paisaje impreso en la funda que envuelve la novedosa confección de SanLucar”.

 

Además, para esta ocasión, y en sintonía con el nuevo envase de 400 gramos, SanLucar ha diseñado para el punto de venta distintos soportes y cartelería en los que se presenta la tarrina pensada para el Día de los Enamorados de la mano de Genaro Gómez, maestro agricultor de la empresa.

Para esta iniciativa, que la empresa llevó a cabo por primera vez el pasado año solo en Alemania, SanLucar recalca que “cuida hasta el último detalle, sobre todo porque el objetivo es convertirse en un original y sano regalo para el Día de San Valentín”.

SanLucar, que fue fundada en 1993 por Stephan Rötzer, se ha convertido en una empresa internacional con sede en Valencia y que cuenta con filiales en Alemania y Austria, así como otros emplazamientos en España, Italia, Francia, Portugal, Turquía, Egipto, Túnez, Sudáfrica, América Central y Sudamérica

SanLucar comercializa fresas durante todo el año. En verano cosechan en sus plantaciones en Alemania y en otoño, invierno y primavera en sus fincas distribuidas entre Portugal y España. Una de las zonas más importantes para el cultivo de las fresas que distribuye la marca es San Bartolomé de la Torre, en Huelva, porque recalcan que “en esta zona, los veranos son muy calurosos y gracias a la templada brisa marina, los inviernos son suaves: un clima ideal para el cultivo de nuestras fresas”.

Los agricultores expertos de la empresa plantan en Huelva variedades de fresa especialmente sabrosas, como por ejemplo “Camarosa y Candonga, porque en su punto óptimo de maduración tienen un sabor dulce y aromático”.