Sostenibilidad

Sabor en armonía con las personas y la naturaleza

Queremos hacer llegar a todas las personas la fruta y verdura más fresca, natural y sabrosa, y queremos hacerlo de forma que podamos sentirnos orgullosos. Hablar es muy fácil, pero llevarlo a la práctica cumpliendo con nuestros altos estándares implica mucho trabajo. Para empezar, debemos elegir con la mayor precisión posible las regiones y variedades de cultivo y trabajar únicamente con colaboradores que compartan nuestros valores y nuestra pasión por la fruta y verdura más deliciosa.

Además, para que nuestras intenciones no se queden solo en palabras, nuestra estrategia empresarial se basa en distintos requisitos a escala global, así como en estándares internacionales.

Objetivos para un desarrollo sostenible

Somos un miembro activo de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas y desde 2018 estamos comprometidos con la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Además, en 2011, SanLucar se adhirió al Pacto Mundial de las Naciones Unidas (Global Compact), con el compromiso de alinear nuestras operaciones con Diez Principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, normas laborales, medioambiente y lucha contra la corrupción. Los indicadores de Global Reporting Initiative (GRI) nos ayudan a medir el cumplimiento de los objetivos y nuestro progreso en el desarrollo sostenible. Puedes obtener más información sobre las actividades y los 8 ODS (2, 3, 4, 6, 8, 10, 15 y 17) con los que se compromete SanLucar haciendo clic en el siguiente diagrama.

Hambre cero: Apoyamos el acceso a una alimentación suficiente y sana

Garantizar que las personas en situaciones difíciles tengan acceso a alimentos nutritivos y suficientes es importante para nosotros. En colaboración con la asociación Coordinadora Solidaria, proporcionamos, en nuestro comedor El Puchero, comidas calientes e ingredientes para cocinar a familias que se encuentran en una situación difícil debido a la crisis económica.

Salud y bienestar: contribuimos a la salud del cuerpo y de la mente a través del deporte, una alimentación saludable y seguridad laboral.

Para nosotros resulta primordial evitar riesgos laborales con medidas preventivas relacionadas con la seguridad general y laboral en nuestros emplazamientos, una cuestión de la que se encargan nuestros expertos y médicos de empresa in situ. Con este propósito, ofrecemos regularmente a nuestros empleados cursos de formación y realizamos campañas de sensibilización sobre salud y seguridad en el puesto de trabajo. Además, impulsamos proyectos relacionados con el deporte, la alimentación y la adopción de hábitos saludables tanto dentro como fuera de las comunidades.

Educación de calidad: la cultura del aprendizaje.

Estamos convencidos de que lo extraordinario solo ocurre cuando personas de diferentes culturas y con diferentes formas de pensar trabajan conjuntamente de forma pacífica y se enriquecen mutuamente gracias a sus diferentes puntos de vista. Por ello ofrecemos a todos ellos el espacio que necesitan para desarrollarse de la mejor forma posible.

Empezamos por los más pequeños, y lo hacemos con gran determinación: donamos material escolar a los niños de nuestras fincas situadas en países del tercer mundo, donde también concedemos becas. También en el resto de emplazamientos, nuestros empleados pueden elegir la formación que más les interesa, para lo cual les ofrecemos, por ejemplo, cursos de idiomas o actividades de formación a su medida. Además, en España y Alemania ofrecemos el sistema de formación dual, que permite a los estudiantes trabajar con nosotros en la oficina al mismo tiempo que estudian en la universidad. ¿Qué mejor forma de empezar el camino hacia el trabajo de sus sueños?

Si es que ya lo decía John F. Kennedy: »solo hay una cosa que salga más cara que la educación: la falta de educación«.

 

Agua limpia: el agua es indispensable para la vida. Nos encargamos de dar un uso eficiente al agua y del acceso a agua potable limpia.

El agua es vida, por ello la gestionamos con muchísimo cuidado y empleamos los métodos de cultivo más modernos con el objetivo de ahorrar agua. Sin embargo, no solo importa la cantidad, sino también la calidad, de modo que también nos aseguramos regularmente de que nuestros empleados en todo el mundo tengan acceso a agua potable segura.

Trabajo decente: nuestros valores y el código ético de SanLucar defienden los derechos humanos y unas condiciones de trabajo justas.

Además de pagar un salario justo y puntual, nuestra principal prioridad son unas condiciones de trabajo equitativas y estables y el cumplimento de la legalidad. Con ayuda de diversas certificaciones, controlamos que en la cadena de valor se respeten los derechos humanos y que las condiciones de trabajo sean justas. Además, como parte de nuestra política de empresa, apoyamos a los proveedores locales, favorecemos la contratación de empleados de la región y fomentamos el empleo juvenil y las oportunidades de crecimiento de este colectivo. Para conseguirlo colaboramos con las universidades de nuestros emplazamientos y ofrecemos un sistema de formación dual.

Reducción de las desigualdades: para nosotros, todas las personas son iguales, hecho que se refleja en nuestros proyectos para personas con discapacidad, personas desfavorecidas y en riesgo de exclusión, niños y adultos.

Creemos que la diversidad no es un obstáculo, sino más bien una oportunidad que nos ofrece la posibilidad de aprovechar la diversidad cultural y lingüística, y los diferentes conocimientos y sus habilidades resultantes. Para seguir siendo siempre fieles a este lema y mantenernos en el buen camino, auditores externos certifican la transparencia y el cumplimiento de unas condiciones de trabajo y unos salarios justos en nuestra empresa.



Vida de ecosistemas terrestres

Nosotros trabajamos en estrecha unión con la naturaleza, así que tenemos claro que uno siempre recoge lo que siembra. Ya sea reciclando nuestros residuos, reforestando las fincas o reduciendo las emisiones de CO2 gracias al aprovechamiento de energía solar, la conservación de los ecosistemas a largo plazo es nuestra máxima prioridad. Además, renunciamos al plástico cuando los estándares de calidad de nuestros productos lo permiten. Es nuestro granito de arena para dejar un planeta mejor a las próximas generaciones.

Alianzas para lograr los objetivos: detrás de toda empresa fuerte se esconden muchas alianzas aún más fuertes.

Para fortalecer las raíces de las personas en nuestras fincas, trabajamos con ministerios, universidades, ONG (organizaciones no gubernamentales), instituciones públicas y asociaciones, de forma que hemos establecido alianzas en todo el mundo que están dando sus frutos. Nuestros proyectos se centran en la educación, el deporte y la integración de grupos desfavorecidos, como las personas con discapacidad o con escasos ingresos. Además, gracias a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), desde 2018 contamos con unos objetivos para medir nuestros progresos. La alianza es un valor que vivimos allá donde vamos, tanto en nuestra colaboración interna como con nuestros colaboradores agricultores. Para que empecemos a colaborar con otros colaboradores es imprescindible que se cumplan una serie de exigencias mínimas como las GLOBAL G.A.P. (Buenas prácticas agrícolas) y/o el sistema de control de alimentos QS y las evaluaciones en cuestiones sociales, salud y medioambiente en las fincas; y, por supuesto, que la fruta tenga un sabor excepcional y se ajuste a los estrictos criterios de nuestros técnicos de calidad. Pero una vez empiezan, nuestras relaciones de colaboración son sostenibles y muy duraderas, eso es seguro.

El sistema de auditoría de SanLucar

Nuestros criterios de calidad son muy altos, y no únicamente en lo que respecta a la fruta y la verdura, sino también en cuestiones sociales y medioambientales. Por ello, hemos desarrollado un sistema de auditoría interno en materia de gobierno, comercio, producción y política laboral basado en certificaciones y normativas de ámbito social y medioambiental, reconocidas internacionalmente, pero con unos criterios todavía más estrictos. Este sistema nos ayuda a evaluar de forma objetiva nuestras actividades de responsabilidad corporativa, a facilitar condiciones equiparables en las fincas de SanLucar y a diseñar planes concretos de actuación.

Nuestro perfil del agricultor

Antes de empezar a colaborar con un colaborador agricultor, nuestros propios ingenieros agrónomos y los de nuestro colaborador se encargan de elaborar un perfil del agricultor. Solo empezamos la relación de colaboración si en las fincas se cumplen satisfactoriamente los requisitos mínimos (como las GLOBAL G.A.P. y/o el sistema de control de alimentos QS) y las evaluaciones en materia social, de salud, seguridad y medioambiente.

Éxito sostenible

Nuestro principal objetivo es conseguir un equilibrio entre el medioambiente, la sociedad y la economía; por ello, nos marcamos objetivos en armonía con las personas y los recursos de las regiones de cultivo. Trabajamos de forma conjunta con organismos de certificación independientes y cumplimos con las exigencias de criterios de certificación reconocidos a escala internacional como SA8000, GLOBALG.A.P., GRASP y/o Rainforest Alliance.

Además, nuestro programa DREAMS concentra nuestro compromiso social en los países SanLucar. En 2018, el gobierno tunecino nos otorgó el premio al Progreso Social, del que nos hizo entrega el presidente del país en una ceremonia solemne, en reconocimiento a nuestros continuos esfuerzos por mejorar las condiciones de vida y de trabajo de nuestros empleados. Este tipo de distinciones dan fe de nuestro buen hacer en materia social. Y eso es algo de lo que nos sentimos orgullosos.