¿Utilizáis pesticidas?

¿Utilizáis pesticidas?

Queremos que nuestra fruta sea tan rica para nuestros clientes como si se acabara de recoger. Por eso seguimos unos procesos de calidad muy estrictos, desde la siembra hasta la entrega en el supermercado. Lo que significa que nuestros agricultores cultivan también la fruta de la forma más natural posible. Podamos regularmente árboles y plantas y los raleamos a mano. De esta manera las plantas reciben suficiente aire y luz. Esto es muy importante para darle una larga vida a la planta, para su salud y para defenderla de las enfermedades, y por supuesto, para el aroma de los frutos (método mecánico tradicional).

Para obtener árboles y plantas sanas y resistentes lo mejor es tener una mezcla de clima seco y de clima húmedo, así desarrollan una protección natural contra muchas plagas y enfermedades.  Pero, por supuesto, no siempre tenemos este clima ideal. Los períodos de sequía o incluso las lluvias torrenciales y la humedad demasiado alta pueden estresar y debilitar las plantas y exponerlas a las plagas y a las enfermedades. Pero si las plantas son fuertes y están infectadas por plagas, usamos depredadores naturales (método biológico).

Y si la infección es más fuerte colgamos en los arboles trampas de color, trampas de masa o trampas de feromonas (trampas de olor) para minimizar las plagas (método bioquímico). Esto es a menudo suficiente para salvar las plantas, incluso si tenemos que tener en cuenta las pérdidas de las cosechas lo aceptamos hasta cierto punto para evitar utilizar productos químicos.

En el caso de que las posibles pérdidas de las cosechas sean demasiado elevadas, afectando a las plantas o a toda la plantación, o a la supervivencia de los puestos de trabajo de nuestros agricultores y empleados, utilizamos los métodos biológicos y bioquímicos (método químico).

Sin embargo, este método solo se utiliza cuando el equilibrio entre valores económicos y ecológicos así lo justifican. Los expertos de SanLucar sopesan el uso de agentes químicos según criterios muy estrictos. Junto con los técnicos de calidad controlamos el uso de pesticidas. Con el tiempo, los residuos químicos se evaporan.

Antes de cosechar comprobamos nuestra fruta para ver si quedan residuos, y sólo si están por debajo de los límites legalmente prescritos se puede cosechar. Nuestras frutas han sido premiadas como “muy buenas” varias veces por conocidas organizaciones de protección al consumidor como ÖKO-TEST. Esta forma de cultivo integrado y ecológico protege el medio ambiente y crea las mejores condiciones de cultivo para nuestra fruta, ya que tiene el mejor sabor y los mejores nutrientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.