¿Qué estáis haciendo para conservar los recursos ambientales?

¿Qué estáis haciendo para conservar los recursos ambientales?

SanLucar actúa según el principio rector “sabor en armonía con el hombre y la naturaleza”. En primer lugar, queremos ofrecer a la gente frutas y verduras saludables y deliciosas. Pero también queremos que la naturaleza y que la gente que trabaja para nosotros sean felices. Por eso damos gran importancia a un cultivo que ahorre recursos, sea sostenible y compatible con el clima. El agua es vida y es uno de los bienes más valiosos que tenemos en la Tierra y tenemos que tratarla de manera sostenible. En nuestra finca sudafricana Rooihoogte, por ejemplo, hemos instalado un sistema de riego con el que incluso ahorramos… ¡el 50% del consumo de agua!. En nuestros campos hay 25 sondas que miden la humedad y la temperatura de la tierra a varias profundidades.

Esto nos permite sacar conclusiones sobre la cantidad de agua que hay en el suelo, y un software especial nos dice cuándo y con cuánto agua hay que regar. El nuevo sistema facilita nuestro trabajo diario y nos ayuda a ahorrar agua. También hemos instalado un sistema de riego especial en nuestro oasis de tomates de SanLucar en Túnez, y así ahorramos el 30% del consumo de agua mediante el tratamiento y la reutilización. En nuestra finca de fresas y frambuesas, un aljibe con una capacidad de 7.000 metros cúbicos recoge el agua de lluvia y nos ayuda a reducir considerablemente su consumo de los pozos.

Junto con el centro tunecino de investigación de tecnología del agua CERTE, estamos investigando formas de optimizar aún más el riego. En nuestra zona de cultivo en El Hamma hay una fuente termal que alcanza temperaturas de 60 a 90 °C. La utilizamos para calentar nuestros invernaderos de noviembre a marzo y así ahorramos mucha energía. El agua termal es rica en minerales, y esta se recoge, se enfría y se añade al agua de riego en finas dosis, dándole a los tomates un aroma intenso. En nuestra sede en Puzol, en España, tenemos un nuevo edificio de oficinas que cumple con los criterios más altos de eficiencia energética. Por ejemplo, generamos electricidad a partir de sistemas de energía solar y aprovechamos al máximo las horas de sol gracias a sofisticadas persianas de control automático. Así necesitamos calentar menos en invierno y enfriar menos en verano, y con ello ahorramos mucha electricidad.

Además, desde 2015, lámparas LED de bajo consumo iluminan nuestro almacén en Ettlingen (Alemania), y desde abril de 2017 también el edificio de oficinas. Así ahorramos 90.000 kWh de energía cada año y 45 toneladas de CO2.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.