Sencillo y divino:  tosta de berenjenas

Sencillo y divino: tosta de berenjenas

Por suerte, han quedado atrás los días en que se decía aquello de “con la berenjena se cae la melena”. Tener esta verdura en la cocina es siempre un gran acierto. Con su característico color morado, no solo introducimos color en nuestra cesta de la compra, sino que además podemos preparar platos exquisitos. El hecho de que a menudo se cocine con aceite de oliva ha propiciado su fama, totalmente inmerecida, de ser una verdura muy calórica. Al estar compuesta de agua en un 90%, es perfecta para una alimentación baja en grasas. Y aun así está riquísima. Su pulpa blanda y jugosa la convierte en una protagonista, más que un acompañamiento para otros platos. ¡Y aquí tenéis la prueba!

Ingredientes:

  • 2 berenjenas SanLucar
  • 1 cucharada de aceite de oliva de la variedad picual
  • Sal y pimienta
  • 4 ramas de tomillo SanLucar
  • ½ limón SanLucar
  • 3 horas de albahaca SanLucar
  • ½ pan cateto
  • ½ diente de ajo
  • Sal gorda

Preparación:

Cortar las berenjenas por la mitad y hacerles incisiones, colocarlas en una bandeja metálica.  Salpimentar y rociar con aceite. A continuación, espolvorear el tomillo. Cocer en el horno unos 40 minutos a 200 grados, luego dejar que se enfríen. Extraer la pulpa con una cuchara, luego picarla y ponerla en una fuente. Exprimir el limón y rociar la berenjena con el zumo. Picar la albahaca y añadirla a la mezcla. Cortar el pan en rebanadas y frotarles el diente de ajo. Tostar las rebanadas  y untar la mezcla de berenjena por encima. Decorar la tosta con hojas de albahaca y condimentar con un poco de sal marina.