3 millones de kilos de CO2 ahorrados con las uvas

3 millones de kilos de CO2 ahorrados con las uvas

En Apulia, en el sur de Italia, el sol casi siempre sonríe en el cielo. En este clima cálido y seco nuestras deliciosas y crujientes uvas crecen y prosperan amorosamente, nutridas y bien cuidadas por nuestros expertos viticultores: los Giuliano. Y con el abundante sol de aquí no sólo mimamos las uvas sino que, en los últimos 4 años, hemos ahorrado 3 millones de kilos de CO2 con nuestro sistema de placas solares. Y todavía esperamos ahorrar más.

Durante muchas generaciones los Giuliano han cultivado uvas y cada día agradecen que la naturaleza les dé tantas cosas deliciosas. ¡Y nosotros también! Al fin y al cabo, nuestro lema es: “Sabor en armonía con el hombre y la naturaleza”. Por eso trabajamos con la naturaleza y no contra ella. Y por eso, los Giuliano hacen tanto por proteger el medio ambiente.

Riego por goteo
Nuestras viñas tienen riego por goteo. Lo que significa que un ordenador calcula cuánta agua necesita realmente la planta y esa es la cantidad exacta de agua, gota a gota, que recibe la vid. Esta se filtra por el suelo hasta llegar a las raíces, así no se evapora, y se ahorra mucha agua.

Trampas de olor
“Los insectos son útiles”. Y los Giuliano lo saben muy bien. Si las plagas se propagan en los viñedos no recurren a medios químicos, cuelgan trampas de olor para atraer a las plagas. Así, los insectos, incluyendo las abejas, continúan zumbando alegremente en los viñedos.

Plantación de árboles
La plantación de uvas de nuestros expertos viticultores se encuentra muy cerca de una gran reserva natural con una fauna y una flora muy diversa. Es por eso que los Giuliano se encargan de la constante reforestación, para que se conserve el paisaje original, mediterráneo, con sus plantas y sus animales.



3 millones de kilos menos de CO2
Entre 2011 y 2013 hemos puesto miles de placas solares en nuestras instalaciones y en los techos de los aparcamientos. La electricidad que generan se utiliza para abastecer las cámaras frigoríficas donde se almacenan las uvas hasta que llegan a Alemania. Sólo en los primeros cuatro años, los Giuliano fueron capaces de ahorrar 3 millones de kilos de CO2 perjudiciales para el clima. De esta manera están contribuyendo a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París sobre el Clima para el año 2030.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.