En Rooihoogte están fuertes como un roble

En Rooihoogte están fuertes como un roble

Jugosas naranjas, dulces mandarinas y refrescantes limones son las deliciosas frutas que cultivan los agricultores de nuestra finca Rooihoogte en la soleada Sudáfrica. Muchos de ellos trabajan en las plantaciones y están mucho tiempo al aire libre, lo que es muy saludable. Sin embargo, los agricultores de la finca querían hacer algo más por su salud. Querían una sala de fitness.

La asociación de apoyo “Träume werden wahr” (“Los sueños se cumplen”), fundada por los socios comerciales de SanLucar, no lo dudó un momento y apoyó generosamente su deseo. Y así, la antigua guardería, que había quedado vacía tras la construcción de la nueva Speelskool (guardería), se convirtió en una sala de fitness para los agricultores de la finca.

Las paredes se pintaron de colores alegres, se compraron mancuernas y equipos deportivos.

 

Y desde entonces no han parado de sudar. “¡El gimnasio sienta muy bien! Las mujeres están perdiendo peso y los hombres están haciendo músculos”, dice el director de las sala de fitness, Joseph, guiñando un ojo.

Y además, nuestros empleados que realizaron el programa de voluntariado de SanLucar en Rooihoogte, contribuyeron aportando mucha energía musical al gimnasio bailando Zumba con los niños y las mujeres, una alegre combinación de ejercicios aeróbicos con bailes latinoamericanos.

No es de extrañar que los habitantes de la finca consiguieran recorrer fácilmente los cuatro kilómetros de la carrera RUN4DREAMS en octubre. ¡Ahora están muy en forma!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.